Las gafas de sol disminuyen el exceso de luminosidad ocasionado por el sol. Si no hace sol no se deben de usar. Para evitar los reflejos y los deslumbramientos se han usar tratamientos especiales en las lentes.

Si además se tiene alguna ametropía (miopía, hipermetropía o astigmatismo) lo recomendable es utilizar gafas de sol graduadas, porque siempre es conveniente ver bien,  pero a la hora de llevar un volante, un timón o similar, el ver bien se hace imprescindible y en ello puede ir hasta la vida. A través de la visión se recibe más del  90% de la información necesaria para conducir.

Por todo ello, las gafas de sol idóneas para conducir han de ser gafas de sol graduadas (si se necesita graduación) con los filtros adecuados para disminuir la luminosidad excesiva y con los tratamientos convenientes para evitar los reflejos y los deslumbramientos.

Un examen visual realizado una vez al año determinará si existe o no un problema visual (si ya está detectado, se actualizará la graduación y se obrará en consecuencia) y ello contribuirá a reducir las posibilidades de accidente.

Estudios realizados por la DGT en 2013, indican que durante el día se produjeron hasta un 71% de accidentes con víctimas y durante la noche solo un 19%. En contra de la creencia popular, es por el día cuando hemos de tener un cuidado especial y ayudará a ello la utilización de unas buenas gafas de sol graduadas -que pueden ser gafas polarizadas o no- con las que veamos bien, no tengamos luminosidad excesiva y no nos molesten los reflejos ni los deslumbramientos.

DGT

El estudio realizado por la DGT advierte que se ha incrementado el número de accidentes en las vías con menor luminosidad -tanto en carretera como urbanas- y destaca la necesidad de ver y ser visto durante la conducción.

El Libro Blanco de la Visión, que está elaborado por La Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico (FEDAO), la Asociación Visión y Vida y el Consejo General de Colegios de Ópticos Optometristas (CGCOO) publica que solo el 40% de la población española se ha sometido a un examen visual en los últimos 12 meses, por lo que es probable que una parte de los conductores no esté utilizando las compensaciones ópticas adecuadas a las circunstancias, como pueden ser las  gafas de sol graduadas

Si a un conductor le molesta el sol de forma habitual y necesita dioptrías para ver mejor,  ha de llevar lentes de contacto y gafas de sol neutras o gafas de sol graduadas con los filtros convenientes y la graduación actualizada, en los días de sol.

Si vive en Madrid, puede pedir cita para realizarse un examen visual  básico, sin cargo, en Federópticos Orense mediante este correo info@federopticosorense.com o llamando al tel. 91 533 68 90.  Le atenderá un Optico Optometrista de un equipo con una profesionalidad al más alto nivel.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies