Consejos para cuidar de la salud auditiva en verano

Si veraneamos en sitios de costa o si somos amantes de la piscina, nuestros oídos pueden sufrir si no les ofrecemos el cuidado necesario, ¿a qué sí?

Os queremos recordar qué es lo que debemos hacer para disfrutar de las vacaciones con buena salud, evitando problemas en los oídos que nos pueden estropear estos días de descanso.

1.- Si practicamos submarinismo, ¡cuidado con la presión!

Si hemos hecho un curso de submarinismo, lo primero que nos enseñan a compensar la presión mientras nos sumergimos. Esto se debe a que, si no lo hacemos bien, podemos sufrir un barotraumatismo. Es decir, una lesión en el tímpano y la trompa de Eustaquio. Esto se debe a la diferencia de presión existente en la atmósfera y dentro de nuestro oído.

Para evitar este barotraumatismo mientras descendemos, debemos realizar la técnica de Vasalva, que coinsiste en echar el aire de nuestro organismo cerrando la boca y la nariz. Si no sabemos hacerla, no dudéis en preguntar al monitor. Recordad que al día siguiente de sumergirse no está aconsejado volar en avión.

¿Qué nos puede pasar si no cuidamos el oído cuando hacemos submarinismo? En primer lugar, se nos pueden taponar los oídos sin más consecuencias que las molestias normales de no poder escuchar bien. En segundo lugar, si la lesión es más importante, podríamos sufrir la rotura del tímpano que, aunque a veces la pérdida de audición es recuperable, genera un dolor muy intenso. Por eso, lo mejor es actuar siempre con precaució. En caso de notar dolor, debemos detener nuestra inmersión y consultar al experto que tengamos al lado.

2.- Si nos vamos a la piscina, ¡cuidado con los gérmenes!

Ya os hemos explicado anteriormente que el agua es el refugio natural de gérmenes y bacterias. Por eso, si os gusta pasar horas y horas sumergidos en piscinas y playas, recordad que es muy importante que, igual que protegéis vuestros ojos con las gafas de buceo, protejáis vuestros oídos con tapones para el baño.

¿Qué nos puede pasar si no cuidamos el oído en playas y piscinas? Lo más frecuente es sufrir la otitis del nadador, es decir, una infección que afecta en mayor medida a los niños y que provoca que el oído se irrite por la humedad y hongos y bacterias puedan entrar en el canal auditivo, provocando una infección. Asimismo, podríamos sufrir una otitis estival; es decir, una infección del oído muy molesta que genera pérdida de audición y molestias.

De todos modos, os recordamos que en Federópticos Orense contamos con una promoción de tapones de baño y ruido que os puede ayudar en esta época y puede ser vuestra salvación este verano. No dejes de consultar este link e informarte. ¡Os esperamos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies