La digitalización cambia nuestra manera de ver las cosas

Hoy por hoy el ser humano es digital. Utilizamos pantallas para todo, de hecho, estas líneas las estás leyendo en una pantalla llena de píxeles que emiten luz azul; un tipo de luz que pertenece al espectro electromagnético que el ojo es capaz de percibir, por lo que afecta directamente a la visión.

Hay dos tipos de fuentes que emiten esta luz; una natural, como es el sol y una artificial, como son las pantallas de los dispositivos digitales.

El uso que hacemos hoy en día de todo tipo de televisiones, smartphones, tablets, etcétera es lo que hace que tengamos que preocuparnos del estrés visual que provocan. De media pasamos dos horas y media con nuestro teléfono móvil a lo que se sumarían otras dos horas y media con el ordenador.

Es nuestro día a día, estar conectados para saber qué es lo que necesitan los nuestros, trabajar, estar informado de lo que ocurre en el mundo o incluso pasar nuestro tiempo de ocio viendo la serie de moda. Los píxeles que emiten luz azul es lo que nos mantiene conectados a lo que nos importa.

Es por ello que tenemos que cuidar nuestros ojos y los de los nuestros. Ya se habla de los nativos digitales, niños que nacen con una pantalla, en vez de un pan, bajo el brazo, por eso BlueControl de Hoya reduce la potencialmente dañina luz azul emitida por los dispositivos digitales modernos, por lo que es especialmente beneficioso para los niños, jóvenes y cualquiera que utilice los dispositivos digitales más de dos horas al día.

España es uno de los países con mayor número de dispositivos tecnológicos conectados a internet. Casi toda la información que consumimos es digital, por lo tanto, tenemos que estar siempre conectados. Esto puede provocar fatiga ocular con una serie de problemas como trastorno de sueño, dolores de cabeza o molestias oculares tales como ojos rojos o llorosos.

Sin embargo, hay soluciones para prevenirlo. Lo primero es tomar conciencia de cuánto tiempo pasamos delante de una pantalla y aplicar una serie de medidas que sirvan de protección para nuestros ojos. Entre ellas reducir las horas de uso de los dispositivos digitales, parpadear con frecuencia para mantener hidratados los ojos, dar descanso a la visión cada hora de trabajo y adaptar las gafas con un tratamiento específico como BlueControl de Hoya, que además de proteger directamente del malestar que provoca la luz azul, mejora el contraste para una percepción más natural de los colores, reduce el deslumbramiento para una visión más confortable y relajada y reduce la cantidad total de luz expuesta, por lo que nos ayuda a dormir mejor.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies