Gafas de sol

Gafas de sol

Las gafas de sol son más que un simple complemento de moda, protegen nuestros ojos de posibles daños oculares irreversibles, debemos comprobar que llevan la protección adecuada a la hora de comprar las que más nos gusten, de esta forma estaremos cuidando de nuestra salud visual.

1-    La OMS (Organización Mundial de la Salud) afirma que más del 80% de la exposición a la radiación UV que se produce a lo largo de la vida, se alcanza antes de los 18 años.

2-    Los daños más frecuentes producidos por la radiación UV (lo más frecuentes son los efectos nocivos de las radiaciones solares) tienen efectos acumulativos durante toda nuestra vida.

3-    El adelgazamiento progresivo de la capa de ozono, unido al aumento de la esperanza de vida, provocan una radiación general cada vez más intensa.

4-    Cada vez más gente es operada de cataratas a edades más tempranas.

5-    El uso frecuente de la gafa de sol, se ha asociado con una disminución del 40% en el riesgo de sufrir catarata subcapsular posterior.

6-    Los niños son especialmente vulnerables a la radiación solar. Sólo el 3% de los niños usan regularmente gafas de sol.

7-    Lo más importante de las gafas de sol para un niño es que tengan la protección debida (si además son “divertidas” mejor) y han de ser usadas- especialmente si viven en un clima Mediterráneo- cuando el/la niño/a este al sol entre las 9 y las 18h en primavera, verano y otoño y entre las 11 y las 16 en invierno. Se ha de extremar la protección en la arena y en la nieve por el factor de reflexión de los rayos solares. Los niños tienden, en ocasiones, a quitarse las gafas y aquí es donde entra el factor educacional.  Aunque al principio les cuesta un poco llevar las gafas de sol puestas,  con la debida constancia terminan poniéndoselas y protegiendo sus ojos.

8-    El 96% de las gafas de sol no tienen los filtros adecuados. Para tener la garantía de una buena protección, han de adquirirse en establecimientos de óptica, con filtros homologados según normativa EN-1836, de acuerdo a las necesidades del usuario.

9-    Existen gafas graduadas blancas con protección UV, gafas de natación con protección UV, lentes de contacto con protección UV y por supuesto gafas de sol con protección UV, solo tenemos que comprobar que las nuestras también lo tienen. Hemos de estar seguros que nuestros niños llevan una crema de protección con los filtros adecuados y las gafas de sol también con los filtros adecuados.

10-No sólo hay que protegerse en verano, si no durante todo el año, siempre que se esté expuesto a excesivas radiaciones nocivas. El riesgo de exposición excesiva al sol aumenta con la altitud.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies