Hablando de presbicia: ¿cuáles son las mejores soluciones para la vista cansada?

¿Qué es la presbicia? La presbicia, también conocida como vista cansada es un defecto refractivo que se produce a medida que el ojo envejece. Con los años, el cristalino va perdiendo elasticidad y, por tanto, se deteriora la capacidad de enfocar imágenes con nitidez a distintas distancias, es decir, la acomodación.

 La vista cansada es un proceso natural

La presbicia aparece entre los 40 o 45 años en la mayoría de los casos, pero puede ocurrir antes o posteriormente. Se trata de un proceso de degeneración natural del ojo que todas las personas manifestarán tarde o temprano.

Normalmente, se empiezan a percibir dificultades para enfocar los objetos cercanos a partir de una dioptría y aumenta hasta los 55-60 años que llega a ser de entre 2,5 o 3,00 dioptrías. Es decir, en un principio solo se presentan problemas para leer letra pequeña, pero a medida que esta avanza se manifestarán dificultades para leer aunque se separe el libro, o incluso para ver la hora en el reloj, el móvil, las caras si se encuentran cerca, etc.

¿Por qué se produce la vista cansada?

El cristalino se comporta como el zoom de una cámara, es decir, para enfocar los objetos cercanos, el cristalino cambia su forma y, por ello, su potencia óptica. Cuando la persona es joven, este es muy flexible pero con los años se va volviendo rígido y le cuesta contraerse para acomodar. Así, aparece la presbicia, debido al envejecimiento del ojo.

¿Qué soluciones hay para la presbicia?

Existen ejercicios de terapia visual que fortalecen la musculatura ciliar y la convergencia que pueden retrasar la aparición de la vista cansada. ¡Una buena higiene visual es imprescindible también!

Sin embargo, como ya hemos comentado, la presbicia acabará apareciendo y cuando lo haga existen gafas y lentillas progresivas que te ayudarán a conseguir una buena eficiencia visual.

Tanto las lentes como lentillas progresivas consiguen una buena visión a todas las distancias. Sin tener que cambiar de gafas o lentes de contacto puedes ver bien de cerca, de lejos o a distancias intermedias, lo que aporta mucha comodidad y seguridad. La acomodación es suave, se produce sin mareos de forma progresiva, sin saltos bruscos entre las diferentes distancias de visión.

Debes tener en cuenta de que se adaptan a cualquier defecto refractivo cubriendo todas las necesidades de la visión. Además, hoy día, es muy fácil acostumbrarse a ellas: ¡pruébalas!

En el caso de las gafas progresivas, son más estéticas que las bifocales, ya que no tienen ningún corte.

Las lentillas progresivas ofrecen un campo visual completo y son ideales para usar en todas las ocasiones: pasear, hacer deporte, leer, etc. Además, son muy cómodas y rejuvenecedoras, ya que no implican el uso de gafas.

En Federópticos Orense somos expertos en progresivos. ¡Ven a C/Orense, 7 en Madrid y disfruta de todas las ventajas de ser pro: ¡garantía por rotura, financiación adaptada, total adaptación y los mejores precios! Llámanos al 91 533 68 90 y pide cita.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies