Leer antes de usar. 

La idea de solucionar los problemas de visión de cerca con el simple uso de unas gotas oftálmicas, un colirio, es muy atractiva. Quizás demasiado tentadora como para evitar plantear las posibles consecuencias adversas a largo plazo.

Recientemente ha sido aprobado por la FDA (Food and Drugs Administration), en Estados Unidos, el uso de unas gotas para mejorar la visión, cuyo principio activo es la pilocarpina. En efecto, la pilocarpina produce un efecto que mejora la visión próxima y es un medicamento que se utiliza para el tratamiento de algunas patologías oculares con éxito, sin embargo, con esto, no está todo dicho.

La pilocarpina no actúa sobre el cristalino, que es donde se origina el problema de la visión próxima, sino en la pupila. La pilocarpina es un fármaco parasimpático mimético que produce miosis, o sea, que provoca la contracción del músculo esfínter de la pupila y su disminución de diámetro. Las pupilas se hacen más pequeñas.

Con la pupila contraída, entra menos luz en el ojo y se produce un efecto de óptica física que se llama el agujero estenopeico, se provoca un aumento de la profundidad de foco del sistema visual que se percibe como una mejora en la visión a un mayor rango de distancias.

Y estas son las consideraciones antes de utilizar este producto:

1. Nos animan a consumir un fármaco para forzar la contracción de un músculo artificialmente y hasta se recomienda para uso habitual. ¿Cuáles son las consecuencias de utilizar habitualmente un fármaco con una extensa lista de posibles efectos secundarios? ¿Y de tener permanentemente contraído un músculo en el ojo por aplicación continuada de un fármaco?

2. Considerando que la pupila sirve para regular la cantidad de luz que entra en el globo ocular, si está a tamaño mínimo permanentemente, está en condiciones de percibir también poca luz y si esa situación se prolonga, al volver a las condiciones de normalidad, probablemente se le producirá una fotofobia a largo plazo; o sea su sistema visual dejará de tolerar sin problemas una cantidad normal de luz.

3. La pilocarpina es un fármaco que se usa para controlar la presión intraocular, para evitar el glaucoma que es la primera causa de ceguera en el primer mundo. Si se usa sin padecer un glaucoma, ¿se pondrá en riesgo el efecto en caso de padecerlo en un futuro?

4. Lo que se consigue con estas gotas es una profundidad de foco, que mejora el enfoque en cerca en personas emétropes; pero ¿qué pasa con los astigmatismos y, sobre todo, ¿qué pasa con las anisometropías no esféricas?  Podrán ver, pero no parece posible que puedan tener buen rendimiento ni un buen confort visual. Relajarse leyendo un buen libro no será la experiencia más agradable.

Frente a las altas expectativas que despiertan las informaciones preliminares sobre los beneficios del uso de este fármaco, desde Orense Visión os invitamos a la reflexión y os recordamos que existen alternativas para ver bien a todas las distancias, seguras para vuestra salud visual, de las que os informaremos con mucho gusto.

Si quieres más información, acércate a nuestro centro en la C/ Orense, 7 en Madrid, llámanos al teléfono 91 553 66 63 o escribe a info@federopticosorense.com para poder resolver tus dudas concretas.

 

Olga Esteban

Directora clínica

Orense visión

info@confortvision.com

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies