Ojo seco

Las lentes de contacto han de ser adaptadas por un contactólogo, profesionales que previamente realizarán un examen visual para comprobar si usted es apto o no para el uso de lentes de contacto. Las personas con síndrome de ojo seco pueden tener dificultades para utilizar lentes de contacto.

El ojo seco, conocido también como Queratoconjuntivitis seca, es un trastorno muy común de la película lagrimal que dificulta el funcionamiento de los ojos, porque estos han de estar, entre otras cosas, convenientemente lubricados. Un ojo seco dispone de poca lubricación lo que puede llegar a producir molestias oculares, dificultades en la visión y lesiones en la cornea y/o en la conjuntiva.

Los primeros síntomas que pueden hacernos sospechar que padecemos del síndrome de ojo seco son:

–       Sensación de arenilla en el ojo

–       Visión borrosa

–       Sensibilidad a la luz

–       Picor

–       Enrojecimiento del ojo

La reacción antes estos síntomas ha de ser una consulta al Oftalmólogo ( para que diagnostique la patología e indique cómo actuar en consecuencia ) y si es usuario de lentes de contacto, también al Contactólogo para que estudie la posibilidad de cambiar el material de las mismas y/o los productos de mantenimiento y/o pruebe lentes de contacto de uso diario o lo que considere conveniente.

El síndrome del ojo seco puede estar producido principalmente por lo siguiente:

  • La edad; la producción de lagrima disminuye a medida que se cumplen años
  • Los cambios hormonales en la mujer
  • Los ambientes extremadamente secos
  • Algunos medicamentos
  • Algún tipo de lentes de contacto
  • El excesivo estrés general
  • El que haya una demanda de atención de cerca ( por uso excesivo de dispositivos móviles u ordenadores, etc. ) superior a la capacidad del sistema visual para realizar tanto trabajo en visión próxima.

En cualquier caso, alivia la utilización de lagrimas artificiales específicas que son compatibles el uso de lentes de contacto y además mejoran el confort visual.

Hay otras circunstancias que pueden incidir en el ojo seco:

–       La calefacción y el aire acondicionado pueden resecar considerablemente el ambiente, por lo que, en la medida de lo posible se han de evitar estos ambientes.

–       Si son inevitables se ha de procurar elevar el índice de humidificación en el lugar donde se haya de permanecer.

–       Se ha de evitar permanecer en lugares con polución, humo o polvo.

–       Si se va al sol se han de utilizar las correspondientes gafas de sol, que además de proteger de la luminosidad excesiva y de los rayos UV, protegen también de las corrientes de aire.

–       Si pasa muchas horas frente a un ordenador o un dispositivo móvil, ha de parpadear con frecuencia, hacer pequeños descansos cada cierto tiempo y realizar los ejercicios convenientes.

–       Se ha de hacer ver por un optometrista especializado en rendimiento visual porque en ocasiones, al utilizar unas gafas con lentes relajantes, mejora el ojo seco.

El Equipo de Ópticos Optometristas de Federópticos Orense

info@federopticosorense.com

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies