El verano es la época del año en la que más disfrutamos del baño en piscinas, en el mar, en pantanos o en cualquier otro lugar que pueda ayudarnos a hacer frente a las altas temperaturas. Sin embargo, pasar mucho tiempo en el agua predispone al desarrollo de la otitis. Esto suele ser más habitual en los niños, que son los que no se cansan de jugar, nadar, zambullirse y bucear.

La otitis es la inflamación del oído. En el caso de las otitis estivales (llamadas así porque son las más habituales en verano) la inflamación se produce en el oído externo.

Este tipo de otitis es causada por bacterias que acceden al oído fácilmente al estar este abierto de manera continua. El conducto auditivo es un lugar ideal para que las bacterias proliferen debido a que cuentan con oscuridad y humedad. Por eso es importante secar correctamente los oídos después de pasar un tiempo en el agua.

Para secar los oídos no hay que introducir nada dentro del conducto auditivo (ni siquiera los bastoncillos de algodón). Esta práctica está totalmente desaconsejada ya que puede provocar importantes daños en el tímpano que afecten a la salud auditiva. Es aconsejable utilizar únicamente una toalla, que seque la parte externa del oído. En ocasiones, el aire caliente del secador puede contribuir a quitar el exceso de humedad del oído.

El síntoma principal de la otitis externa es el dolor agudo del oído (otalgia), que se hace evidente especialmente al presionar y al tragar.

La otitis estival es una de las principales causas de visitas a centros de atención primaria en verano.

Tapones de Baño a Medida

La mejor manera de evitar la otitis este verano es utilizar tapones para el baño. Son tapones que, como su nombre indica, se utilizan durante el tiempo de baño. Desde Federópticos Orense recomendamos los tapones a medida para el baño.

Estos tapones se elaboran a medida del conducto auditivo de cada usuario. Para fabricarlos, el audioprotesista tiene que realizar un molde de cada conducto auditivo. Para obtenerlo introduce una masilla en el conducto que, una vez seca, se retira. Se trata de un procedimiento sencillo, rápido e indoloro.

Los tapones a medida están hechos de silicona y se adaptan perfectamente al conducto auditivo impidiendo en todo momento, y a pesar de la actividad que realice la persona, la entrada de agua al interior del oído. Además son muy cómodos y discretos.

 

El uso de tapones a medida para el baño es especialmente recomendable para aquellas personas que sufren otitis de manera recurrente y para las que han sufrido perforación timpánica. También son aconsejables para  las personas con drenajes que deben evitar al máximo la entrada de agua a los oídos.

Si estás interesado en encargar tus tapones a medida para el baño, o en pedir más información sobre los mismos, puedes solicitar cita, de manera gratuita, en Audiocentro-Federópticos Orense (C/ Orense, 7) o bien a través del teléfono 91 533 68 90.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies