El próximo 31 de octubre tendrá lugar la noche de Halloween. Se trata de una fiesta de origen pagano que tradicionalmente festejaban los antiguos pueblos celtas para celebrar el final de la cosecha. Existía la creencia de que, durante esa noche, los espíritus de los muertos regresaban a visitar a las personas que estaban vivas.

Esta celebración, desde hace unos años, ha llegado a nuestro país. Por eso, durante la noche de Halloween, pequeños y mayores se disfrazan de la manera más terrorífica.

Lentillas de Fantasía

Un complemento perfecto para los disfraces de Halloween y que contribuyen de manera definitiva a ofrecer un aspecto más escalofriante, son las lentillas de fantasía.

Las lentillas de fantasía son lentes de contacto que pueden tener diferentes colores (rojo, amarillo, negro…) y formas (pupila con forma de gato…). Las lentes de contacto opacas son ideales para disfrazarse ya que ocultan completamente el color del ojo y consiguen un resultado, cuanto menos, inquietante.

Las lentes de fantasía pueden ser desechables (lentillas de un solo uso que se tiran  después de usarse) o reutilizables. Estas últimas pueden ser semanales, mensuales o anuales. La mayoría de las lentillas de fantasía reutilizables son de tonos naturales. Suelen adaptarse al color del iris y son utilizadas a diario por personas que quieren modificar ligeramente el color de sus ojos.

Las lentillas de fantasía también pueden estar graduadas para resolver los problemas de refracción más frecuentes tales como la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía.

El Peligro de las Lentillas

Es muy importante adquirir las lentillas de fantasía en lugares seguros, es decir, en centros ópticos. No hay que olvidar que las lentillas son materiales sanitarios y como tal deben cumplir unos requisitos exigentes.

Comprar las lentillas por internet, en bazares o grandes almacenes puede parecer una buena idea por ahorrarse unos euros. Sin embargo, hacerlo puede poner en peligro la salud visual del usuario.

Los ojos son órganos muy sensibles que necesitan oxígeno. Las lentillas de los centros ópticos están realizadas con hidrogel, un material que permite que el oxígeno llegue al interior del ojo. De esta forma, se pueden utilizar las lentillas durante horas con total seguridad. Los materiales que no dejan pasar el oxígeno pueden bloquear la falta de oxígeno que necesita la córnea, provocando una situación de hipoxia peligrosa que puede afectar a la visión.

En Federópticos Orense (C/ Orense, 7. Madrid) podemos orientarte y recomendarte las lentes de fantasía para que, mientras te diviertes, mantengas a salvo tu salud visual.  Pásate y te informaremos o llama al teléfono 91 533 68 90

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies