Después de unas semanas de vacaciones, utilizando la vista para mirar hacia lo lejos durante todo el día (hacia el mar, las montañas, nuevas ciudades…), sin acordarnos del ordenador y utilizando la visión cercana únicamente para mirar de reojo el teléfono móvil, ¡llega la hora de volver al trabajo!

Para muchas personas eso significa, además de un momento poco deseado, volver a sentarse en la silla de su oficina durante horas, fijando la mirada en la pantalla del ordenador.

Está comprobado que los trabajadores que realizan su trabajo en una oficina, alternan la vista entre una distancia intermedia (unos 80 centímetros) y una próxima ( 20 cm. aproximadamente) de manera continua a lo largo de su jornada laboral.

Obligar a la vista a utilizar la visión entre estas dos distancias, sin que se mire hacia lo lejos, provoca que los músculos ciliares no se relajen. Estos músculos se encargan de cambiar la forma del cristalino para enfocar los objetos cercanos. Cuando los ojos utilizan la visión cercana, los músculos se contraen.

Si los músculos se contraen durante horas, es normal que los ojos sientan molestias y,  con el tiempo, se desarrolle fatiga visual.

Trucos para Relajar la Vista

Una manera de evitar terminar la jornada laboral con dolor de ojos (que en algunos casos puede provocar dolores de cabeza) consiste en llevar a cabo algunas prácticas que pueden relajar la vista.

En este sentido, es importante que, cada cierto tiempo se utilice la visión lejana. Para ello, si la oficina es pequeña, basta con acercarse a la ventana y mirar hacia la calle. Hacerlo durante unos momentos es suficiente para que los músculos ciliares se relajen. También se pueden duplicar distancias con espejos si no podemos levantarnos con frecuencia. Los americanos hablan de adoptar la regla, 20 20 20 o sea mirar de lejos a unos 20 pies (unos 6 metros) o más, cada 20 minutos,  unos 20 segundos.

También es recomendable forzar el parpadeo de manera ocasional. Cada vez que nos acordemos o cuando notemos un ligero picor de ojos, es conveniente parpadear varias veces seguidas. De esta manera forzamos la lubricación de los ojos. El parpadeo disminuye cuando prestamos atención a la pantalla del ordenador por lo que los ojos se resecan. Esto provoca su enrojecimiento y ciertas molestias. Parpadeando más este problema mejora.  Y si no desaparece lo aconsejable es hacerse un estudio de la visión,  con un profesional experto en estos temas, porque -con frecuencia- la utilización de unas gafas con lentes relajantes, aumenta considerablemente la calidad de vida.

Utilizar lentes con filtro de luz azul contribuye a mitigar la fatiga ocular. Este tipo de lentes bloquean parte de la luz que emite la pantalla del ordenador por lo que favorece disponer de una visión más relajada durante más tiempo.

 

Mejores Condiciones Ambientales

Para mantener los ojos relajados durante la jornada laboral, también es importante disponer de las mejores condiciones ambientales en el lugar de trabajo.

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta es contar con una correcta iluminación (si es natural mucho mejor), evitando que incida directamente en los ojos y en la pantalla del ordenador para que no molesten los  reflejos.

Disponer de cortinas en las ventanas es la mejor opción para matizar la luz y evitar que sea demasiado agresiva (puede afectar a los ojos y  provocar fatiga ocular).

En esta misma línea, también es conveniente disminuir el nivel de intensidad del brillo de la pantalla.

Por otra parte, el aire acondicionado (ya sea frío o caliente) reseca el ambiente y favorece la evaporación de las lágrimas, favoreciendo la sequedad del ojo. Es conveniente no abusar de este tipo de aire y, si no hay más remedio, disponer de un humidificador para contrarrestar la sequedad del aire.

Una buena actitud, es fundamental para evitar la frustración en la vuelta al trabajo. Pero también lo es contar con las mejores condiciones para que los ojos no se resientan y poder mantener la mejor salud visual.

Somos expertos en soluciones integrales para la visión y aumentar el rendimiento y el confort visual es aumentar la calidad de vida.

Te esperamos en Federópticos Orense (C/ Orense, 7. Madrid). Pásate y te informaremos o llama al teléfono 91 533 68 90.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies