Embarazo y visión

El desarrollo del embarazo lleva consigo una gran cantidad de cambios hormonales en el organismo y sus consecuencias,  unas obvias y otras no tanto.

Poco se habla de los cambios que pueden producirse en la visión durante el embarazo.

Al confirmarse el estado de gestación en una mujer es imperativo el control médico para el avance saludable del feto y de la madre, pero ¿en algún momento se remite al especialista de la visión a la madre? La respuesta es: casi nunca; esto sucede porque los cambios que ocurren durante la gestación en el sentido de la vista han sido poco estudiados.

Se han de exceptuar  los casos aislados, graves, que se ha remitido con carácter de urgencia a una gestante con preeclampcia severa en la etapa final de su embarazo, al oftalmólogo por pérdida de visión en uno de sus ojos, como consecuencia de un desprendimiento de retina y por algunos otros motivos.

La alta miopía en una mujer embarazada puede ser un factor a tener en cuenta a la hora del parto para evitar algunos procedimientos prescindibles. Si ya se tiene la ametropía antes del embarazo, es recomendable acudir a revisiones con el especialista de la visión para descartar o controlar los cambios que puedan producirse.

A veces, los embarazos mejoran ciertas disfunciones: Durante la gestación disminuye la presión intraocular, en parte, por un incremento del flujo de salida del humor vítreo, lo que quiere decir que una mujer con glaucoma o propensión al glaucoma  probablemente se sentirá mejor de esta dolencia durante sus embarazos.

Fisiológicamente se puede producir fatiga visual y otros problemas astenópicos, debido a trastornos de acomodación. También pueden sentir borrosidad por un posible incremento en los trastornos de refracción, especialmente en la miopía.

Los cambios o alteraciones en la visión que pueden producirse durante el periodo de gestación, especialmente los de acomodación, suelen volver a la normalidad pasados unos meses después del parto. Además del posible aumento de la  miopía durante el embarazo, el incremento de la retinopatía diabética también puede ser una importante  amenaza para la visión.

El equipo de especialistas de Federopticos Orense hace exámenes especiales del funcionamiento visual a las embarazadas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies