Desmontando los mitos sobre los progresivos: verdades y mentiras

¿Quieres saber la verdad sobre el uso de los progresivos y los mitos que existen sobre ellos?

La presbicia o vista cansada aparece a partir de los 45 años y a los 55 casi el 100% de la población la sufre. Para ver bien a todas las distancias con el máximo confort, la mejor solución son las gafas progresivas, ya que con un solo equipo se puede ver a todas las distancias. Sin embargo, en ocasiones hemos escuchado que es complicado adaptarse a ellos. 

¿Cuáles son las ventajas del uso de gafas progresivas?

  • El tiempo de adaptación cada vez es menor: anteriormente sí que costaba un poco más adaptarse a los progresivos. Sin embargo, en la actualidad, los nuevos progresivos poseen diferentes tipologías para la adaptación a las necesidades visuales concretas y, con ello, se reduce el tiempo de adaptación, sin mareos o incomodidad. Siempre verás bien con las gafas puestas ya que te ofrecen nitidez a todas las distancias.
  • No es necesario usar los progresivos en todas las ocasiones: a pesar de que cuando uno descubre el confort de los progresivos resulta difícil sacárselos por las ventajas que ofrecen, todo depende de la actividad que se vaya a realizar. Son perfectos para leer, hacer deporte, viajar, conducir, etc.
  • No hace falta quitarse y ponerse las gafas graduadas cada vez que se necesitan: si solo es necesario compensar la vista cansada, llevar unas gafas progresivas es mucho más cómodo porque no es necesario quitárselas cada vez que queramos ver de lejos.
  • Hay opciones económicas: los lentes progresivos ya no tienen porqué ser caros. En Federópticos Orense existen opciones para todos los bolsillos y puedes encontrar progresivos de gran calidad con tratamiento antirreflejante a partir de 199 euros.
  • Ofrecen una transición natural para la visión a todas las distancias: cuando leemos, vemos la televisión o usamos el ordenador empleamos la visión cercana e intermedia, ya que no se encuentran a la misma distancia. Con los progresivos la visión es mucho más confortable aunque los objetos se encuentren a diferentes distancias. Se ha eliminado el sentimiento que a veces escuchábamos de “los lados se ven borrosos”: las antiguas zonas de aberración (áreas borrosas en los laterales) se han reducido considerablemente, mejorando el campo de visión y proporcionando una visión más natural y nítida.
  • Una estética cuidada: las lentes no tienen una línea en mitad del cristal como las bifocales, que solo permiten la visión cercana y de lejos. Es decir, los progresivos no tienen ninguna marca visible que afee el resultado final y que pueda echarnos años estéticamente.

Como ves, hemos desmontado los mitos de los progresivos, que tienen muchas ventajas. ¿Quieres beneficiarte de ellas? ¡Ven a Federópticos Orense y te asesoramos para encontrar tus progresivos perfectos a precios irresistibles!

Además, cuentan con las ventajas PRO:

  • Seguro por rotura
  • Financiación
  • Garantía de total adaptación

Te esperamos en C/Orense,7 en Madrid.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies